Dra. Estefanía Rodríguez: «La baja calidad de los óvulos en muchas mujeres ha aumentado la necesidad de donantes»

/COMUNICAE/

Uno de cada seis niños en el mundo nace mediante reproducción asistida y, en mujeres que superan los 41 años, el cincuenta por ciento de nacimientos es por donación de óvulos

La ovodonación es una técnica de reproducción asistida en la que el gameto femenino (ovocito) es aportado por una mujer donante, para ser implantado en una mujer receptora que desea ser madre. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE) uno de cada seis niños en el mundo nace mediante técnicas de reproducción asistida y, en mujeres que superan los 41 años, el 50% de nacimientos es por donación de óvulos. Y es que la baja cantidad y calidad de los óvulos en muchas mujeres ha aumentado la necesidad de donantes. Según la ginecóloga Estefanía Rodríguez, jefa del servicio de reproducción asistida del Hospital Quirónsalud Donostia y Policlínica Gipuzkoa, el factor que más afecta a la fertilidad de la mujer es la edad: «Decidir a qué edad vamos a ser madres nos va a afectar mucho, tanto a la calidad como a la cantidad de óvulos». Aunque subraya que existen otros factores como, por ejemplo, alteraciones genéticas, problemas de transmisión de enfermedades genéticas o incluso problemas de cantidad de óvulos con baja reserva ovárica en mujeres jóvenes.

Explica la doctora Estefanía Rodríguez que seleccionan cuidadosamente a las donantes «que deben cumplir unos criterios de salud, edad, fertilidad y aspectos psicológicos, ya que estos criterios garantizan la mejor calidad posible de óvulos para la receptora, optimizando así las posibilidades de embarazo». En cuanto a quiénes pueden beneficiarse de esta técnica, Estefanía Rodríguez enfatiza «la importancia de evaluar individualmente a cada paciente, especialmente a aquellas con baja cantidad o calidad de óvulos debido a tratamientos previos o factores genéticos» y afirma que «la ovodonación ofrece una solución esperanzadora para estas situaciones».

La ovodonación requiere una cuidadosa coordinación
En palabras de la ginecóloga que dirige el servicio de reproducción asistida del Hospital Quirónsalud Donostia y Policlínica Gipuzkoa, con más de 6.000 embarazos logrados y pionero en Gipuzkoa, «el proceso de ovodonación implica una cuidadosa coordinación entre la donante y la receptora. Lo primero es hacer la selección de la donante según las características de la receptora, donde se tienen en cuenta diferentes rasgos como el color de pelo, de ojos, de piel… Al elegir a la donante -añade-, se le realiza un tratamiento de estimulación ovárica para poder extraer los óvulos. Mientras tanto, la receptora prepara su útero para recibir los embriones generados».

Estefanía Rodríguez anima a «las mujeres jóvenes, que están en torno a la veintena, a donar óvulos para poder ayudar a otras mujeres a lograr el embarazo», destacando no solo la gratificación de ayudar a otros a alcanzar la maternidad, sino también los beneficios personales, como la oportunidad de recibir evaluaciones exhaustivas sobre su salud y fertilidad, que pueden ser útiles en su propia maternidad futura.

Sobre Quirónsalud 
Quirónsalud es el grupo de salud líder en España y, junto con su matriz Fresenius-Helios, también en Europa. Además de su actividad en España, Quirónsalud está también presente en Latinoamérica. Conjuntamente, cuenta con más de 50.000 profesionales en más de 180 centros sanitarios, entre los que se encuentran 59 hospitales con más de 8.000 camas hospitalarias. Dispone de la tecnología más avanzada y de un gran equipo de profesionales altamente especializado y de prestigio internacional. Entre sus centros, se encuentran el Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz, Centro Médico Teknon, Ruber Internacional, Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, Hospital Quirónsalud Barcelona, Hospital Universitario Dexeus, Policlínica Gipuzkoa, Hospital Universitari General de Catalunya, Hospital Quirónsalud Sagrado Corazón, etc.   

El Grupo trabaja en la promoción de la docencia (diez de sus hospitales son universitarios) y la investigación médico-científica (cuenta con el Instituto de Investigación Sanitaria de la FJD, acreditado por el Ministerio de Ciencia e Innovación).  

Asimismo, su servicio asistencial está organizado en unidades y redes transversales que permiten optimizar la experiencia acumulada en los distintos centros y la traslación clínica de sus investigaciones. Actualmente, Quirónsalud está desarrollando multitud de proyectos de investigación en toda España y muchos de sus centros realizan en este ámbito una labor puntera, siendo pioneros en diferentes especialidades como oncología, cardiología, endocrinología, ginecología y neurología, entre otras.  

Fuente Comunicae