Ganaderos ven “injustificado” el sacrificio de animales sanos ante un brote de tuberculosis

“¿Quién nos asegura que si dentro de seis meses compramos 30 vacas no nos las volverán a matar? ¿quién se arriesga a trabajar a pérdidas?”. Los hermanos Secundino y Luis García, propietarios de una explotación ganadera en Palleirós, Manzaneda, en la que la Xunta ordenó el sacrificio de 46 vacas sanas tras detectarse que otras tres estaban afectadas por tuberculosis, se enfrentan ahora al dilema de retomar o no la actividad en la granja que heredaron de sus padres en 2018. “Dejaremos pasar el tiempo, a ver cómo están las cosas”.

Ir a la fuente
Author: Sandra De la Fuente