“Hay que ir al origen de la enfermedad y no tratar de ocultarla con medicamentos”

La ourensana Lucila Bravo Bosch, hija de una conocida saga de médicos, es a su vez licenciada en Medicina por la Facultad de Navarra, con décadas de experiencia como médica de familia en la sanidad pública gallega. Pero su formación añadida y su debilidad es el abordaje del paciente a través de la medicina naturista, para lo que se formó durante años en las mejores clínicas internacionales de Múnich o Berlín y en disciplinas como la antropofísica, medicina tradicional china o acupuntura entre otras. Ahora regresa a su ciudad para abrir consulta de medicina naturista en el Policlínico Casiano, en Progreso, 161. Tratar de curar al paciente yendo al origen de su dolencia, y evitando disfrazar con farmacología ha sido siempre una de sus aspiraciones.

Ir a la fuente
Author: M.J.Álvarez