Jácome lleva la campaña al pleno y se erige en “rescatador” de la Plaza de San Antonio

El último pleno del Concello de Ourense fue ayer campo de batalla electoral. El alcalde Gonzalo Pérez Jácome no consiguió apoyos para sacar adelante su moción, en la que pedía la reprobación de la gestión de los exalcaldes del PP y el PSOE Manuel Cabezas y Paco Rodríguez, así como de la que fuera edil de Urbanismo con el PSOE Áurea Soto, a los que culpó de la “mala gestión de Plaza de San Antonio”, que obliga al Concello a pagar 5 millones a la Seguridad Social por unos bajos que finalmente estaban en suelo público y no privado. Pero el regidor sacó el altavoz de precampaña y se erigió en salvador, cuando estaba en la oposición, con su denuncia del carácter publico de parte de esa plaza, con la excusa de una moción “oportunista, surrealista, y electoralista”, según la oposición. De hecho acabaron reprobando al propio alcalde.

Ir a la fuente
Author: REDACCIÓN