La demolición del matadero deja el terreno libre para el parque lúdico termal, aún sin recursos

El matadero municipal de Ourense ya es historia. Medio siglo después de su inauguración, las máquinas han concluido la demolición del edificio en el Campo da Feira, con un objetivo claro por parte del Concello y, más concretamente del alcalde Gonzalo Pérez Jácome: ubicar en esa zona el parque lúdico termal, uno de los proyectos estrella de su programa electoral que, por ahora, se ha “estrellado” contra la realidad económica de esta administración local. De momento no hay fondos para construirlo, pero, en todo caso, llama la atención que en el solar, ahora derribado, luce en colores el plano del futuro parque lúdico termal.

Ir a la fuente
Author: M. J. Álvarez